Inicio / Blog / Fotografía antigua / La recuperación del patrimonio fotográfico en España
Compartir:

Brevísima historia

La recuperación del patrimonio fotográfico en España

No fue hasta principios de la década de los 80 cuando en España comenzamos a ser conscientes de la necesidad de recuperar nuestra historia a través de la fotografía. Hasta esa época, las colecciones de fotografías antiguas habían sido elaboradas gracias al trabajo de coleccionistas privados, historiadores e investigadores, pero estos trabajos todavía no gozaban de la repercusión que tendrían en décadas posteriores.

Salvo contados casos, fueron pocas las instituciones públicas que dedicaron esfuerzos a la creación de archivos específicos de fotografía y fondos fotográficos.

Ya bien entrados en los 80, la celebración de las I Jornadas para la conservación y recuperación de la fotografía, organizadas en Madrid en 1985 por el Ministerio de Cultura, supuso un paso importante para el crecimiento del interés por parte de instituciones públicas y también privadas por recuperar fotografías que fuesen muestra de nuestra historia más reciente.

A partir de esos momentos, instituciones, autonomías y entidades privadas comenzaron a desarrollar proyectos de recuperación de materiales fotográficos históricos que fuesen muestra de la historia de nuestro país y de nuestras comunidades, teniendo importancia vital las historias locales de fotografía.

El objetivo era claro: preservar nuestra memoria colectiva, conocer el pasado y enseñárselo a nuestros hijos y familiares, a generaciones futuras. Las fotos antiguas nos muestran la historia vivida, lo que fue, lo que fuimos, cómo se vivía, las personas, los lugares. Todo esto supone una imagen directa, un viaje al pasado con billete de regreso, una clase de historia que nos ayuda a comprender nuestro pasado.

Buscando este objetivo, las administraciones comenzaron a impulsar proyectos colaborativos en los que se incentivaba a pequeños coleccionistas a rescatar sus fotos y ponerlas al alcance de todos. Incluso había proyectos en los que se premiaba a los coleccionistas con pequeños premios en metálico, o incluso cantidades millonarias, como el concurso organizado por el periódico El Día en los 80.

Ya en los años 2000, estas iniciativas comenzaron a tomar el nombre de “álbum familiar”, y así se crearon recopilaciones digitales con nombres como Álbum Familiar de Gran Canaria o Álbum Familiar de la Región de Murcia.

En los últimos años fueron muchas otras comunidades autónomas y provincias las que se unieron a crear este fondo fotográfico digital, que pasó de llamarse “Álbum Familiar” a “Memoria Digital”, contando con estos proyectos en Madrid, Asturias, Cataluña, Elche, Murcia, Lanzarote, etc.

En Phottic no queremos ser menos y queremos contribuir, ya en el 2016, a la recuperación de más fondos fotográficos y funcionar como plataforma donde cualquier entidad o particular pueda compartir todos sus fondos. No esperes más y comienza a compartir tus fotos con la comunidad Phottic.