Inicio / Blog / Historias Phottic / ¿Sabes cómo eran las minas de azufre en Albacete?
Compartir:

¿Sabes cómo eran las minas de azufre en Albacete?

 
En Phottic nos encontramos con imágenes muy curiosas y gracias a la colección de fondos de patrimoniales digitalizados en la Red de Bibliotecas del CSIC nos encontramos con unas fotografías del geólogo José Royo Gómez (hechas entre 1934 y 1937) que nos muestran fotos de los antiguos hornos de azufre ubicados en Hellín, Isso, Liétor, Minateda, Cancarix, Agramón y Las Minas.


La verdad es que estas fotos son alucinantes y nos hacen ver cómo se trabaja por aquel entonces en las minas de azufre de Albacete. Actualmente estas minas todavía existen y se pueden ver pero su actividad ha cesado. Por aquel entonces estas minas eran de las más abundantes de Europa y eso hacía que su excavación se encuentre, casi, a ras del terreno.

Las minas de azufre del Coto Minero de Hellín, el más importante de España

 
La explotación más importante de azufre español ha estado aquí y se extiende desde Las Juntas de los ríos Mundo y Segura hasta Los Almacenes. Parece que hace 2600 años ya hubo un poblamiento que empezaba a establecer contacto con el azufre.

 
Ya por el año 1154 un árabe hablaba de la exportación de azufre rojo desde este paraje hasta los actuales Irak, Yemen y Siria. El azufre era usado para la artillería, en el siglo XII los chinos usaban munición con un 10% de azufre.
 
Las Minas Reales de Azufre por parte del Imperio Español se crearon por la Hacienda de Felipe II en el 1589 y han trabajado durante 4 siglos de forma ininterrumpida hasta el año 1960, en ese año su actividad cesó.

 
La mayor demanda de azufre para fabricar pólvora fue durante la Primera Guerra Mundial y el poblado que por aquel entonces residía en estos parajes se destinaba a trabajadores y edificios administrativos, la mayoría de las personas que vivían aquí lo hacían en casas-cueva.

Estas fotos nos dejan ver cómo eran por aquel entonces los hornos de azufre de estas tierras. Actualmente en estos terrenos todavía han quedado muchos restos de las minas y se pueden apreciar cómo eran por aquel entonces aunque su actividad lleva, por suerte, más de 50 años parada.