Inicio / Blog / Phottic / 5 trucos para encontrar la cámara de fotos perfecta
Compartir:

5 trucos para encontrar la cámara de fotos perfecta

Los móviles han dañado demasiado el mercado de las cámaras pero aún así todavía existen entusiastas de la fotografía y aunque hay móviles con cámaras muy buenas a día de hoy todavía vale la pena optar por una cámara dedicada si eres un aficionado a la fotografía.

En el mercado hay un montón de cámaras pero la gente a veces nos pregunta, ¿qué cámara escojo? Está claro que para digitalizar tus fotografías antiguas no necesitas una cámara muy profesional, pero si quieres empezar a construir la historia del mañana lo mejor es que saques tus instantáneas con el mejor soporte posible.

5 consejos para escoger la cámara perfecta

Hay varias cosas en las que debes fijarte a la hora de escoger una cámara y 5 de ellas son las siguientes:

1. Los megapíxeles

Una de las primeras cosas que se mira a la hora de comprar una cámara son los megapíxeles, pero esto no es tan importante como parece. Si no vas a usar fotografía profesional 12 MP son más que aceptables, aunque si vas a imprimir lo ideal es que te lances hasta los 16 MP.

Esto es algo que está cambiando constantemente, pero debes saber que con 12 MP en una compacta, una réflex o un móvil tienes un tamaño de foto más que aceptable.
Puede parecer que 16 MP es poco en una cámara profesional si lo comparamos con la cámara de un móvil de 20 MP, pero esos megapíxeles pueden ser más grandes, ser de mayor calidad y capturar más detalle que los 20 MP de un móvil, de hecho, seguramente sea así.

2. El sensor

Es importante saber qué tipo de sensor usa la cámara que vamos a escoger. Al contrario que los megapíxeles, el sensor va a determinar la calidad de la fotografía.

Los sensores CMOS de las compactas no tienen muchas ventajas, pero son muy rápidos y algunas cámaras más pequeñas sin espejo usan sensores más profesionales del tipo Reflex como la gama NEX de Sony.

Es interesante estudiar qué sensor montan y qué ventajas te aporta cada uno de ellos, según el tipo de fotógrafo que sea, te pueden aportar un tipo de ventajas u otras.

3. La pantalla

Tener una cámara con una pantalla de 2,5 a 3 pulgadas es lo normal (si es un móvil va a ser más) pero la resolución es un dato a tener en cuenta para ver las fotografías de forma aceptable.

Lo ideal es que tenga unos 230.000 puntos y a partir de ahí cuanto más mejor.

Que sea táctil o no la pantalla puede ser cómodo, pero no te va a aportar más calidad de imagen. Así también es importante el visor electrónico, aunque no hay nada como un buen visor tipo réflex para encuadrar la imagen de forma perfecta, en este aspecto que se quiten las pantallas.

4. El estabilizador de imagen

Otra de las complicaciones a la hora de comprar una cámara es el estabilizador de imagen. Los hay ópticos y digitales, el óptico es el que suele funcionar bien y el digital suele ser un concepto más del tipo marketing, sí es cierto que ayuda pero no tanto como uno físico.

A día de hoy el estabilizador digital ha avanzado mucho y corrige la imagen después de ser tomada, pero no llega a la calidad de un ópticos (OIS en los teléfonos móviles y VR en las cámaras réflex, normalmente).

5. ¿Réflex o compacta?

Y aquí la duda, ¿vale la pena una réflex? Sí y no. Las compactas han avanzado mucho y tienen una calidad envidiable, pero se dice que nunca llegarán a la calidad de algunas réflex. Esto es muy relativo.

La luz, el color, el ruido y este tipo de parámetros se perciben de otra forma en una Réflex, aunque las compactas todoterreno que hay a día de hoy pueden ofrecerte muchas ventajas si no vas a usar la réflex en modo manual, quizás te hagan lograr mejores fotos si no vas a experimentar demasiado.

Esperamos haberos ayudado un poco en la búsqueda de la cámara perfecta y en caso contrario siempre podéis poneros en contacto con nosotros para intentar aclarar las dudas.
Aunque Phottic es un lugar en donde recopilar historia, nadie ha dicho que no puedas empezar a construir la historia del futuro desde hoy.