Inicio / Blog / Historias Phottic / 5 cambios tecnológicos impensables para nuestros abuelos
Compartir:

5 cambios tecnológicos impensables para nuestros abuelos

La tecnología ha cambiado nuestra vida para siempre. En muchos casos para hacernos la vida más fácil o, al menos, para hacer que el trabajo que pasábamos para conseguir ciertas cosas sea menor. Repasamos cinco inventos de esta revolución tecnológica que serían impensables para generaciones anteriores, como la de nuestros abuelos.

El lavavajillas

¿Tener una máquina que te lave los platos sin que tengas que hacer nada más? El lavavajillas tiene como gran objetivo ahorrarnos la enorme cantidad de tiempo que antes nos dejábamos en lavar la vajilla. Únicamente tenemos que introducir todo lo que queramos lavar en este electrodoméstico, programarlo, y en unas horas lo tendremos listo. Un gran avance de la tecnología para facilitarnos la vida.

El móvil

Si el teléfono ya había sido un gran invento, poder llevarlo a todas partes terminó de cerrar un círculo con el que sentirnos comunicados en todo momento. El móvil aprovecha las grandes antenas de telefonía ya instaladas para la comunicación a través de teléfono por cable, con el único cambio de dotarle de una batería que lo haga autónomo y, por tanto, transportable a cualquier parte. A partir de ahí, los demás avances ya son historia.

Internet

La red de redes es, sin duda, la mayor revolución de los últimos cincuenta años. Internet facilita la comunicación, el acceso al conocimiento y un sinfín de posibilidades a las que tenemos acceso con tan solo un dispositivo electrónico. Prácticamente todo es posible con Internet, y todavía es un medio con mucho margen de evolución, así que no sabemos hasta dónde nos llevará este medio tan fantástico.

Airbag

La mortalidad en las carreteras se ha reducido en gran medida gracias a una gran bolsa de aire que amortigua nuestros golpes en caso de accidente. El airbag es la gran revolución de la seguridad en las carreteras y sería impensable sin un gran avance de la tecnología para poder detectar cuando tiene que hacer acto de presencia y cómo puede salvaguardar mejor la vida del conductor.

El cajero automático

Los bancos también se han sumado a esa revolución digital y el cajero automático es una de las mayores muestras. Un aparato que dispensa dinero cuando lo necesitemos, sin necesidad de ir a casa a buscarlo ni retirar grandes cantidades, nos facilita mucho la vida y, actualmente, no podemos entender prácticamente nuestros hábitos diarios sin la existencia de cajeros automáticos.