Inicio / Blog / Blog / No sin mi barco
Compartir:

No sin mi barco

En todo lugar costero, hay un medio por excelencia al que se rinde culto. Tradicional, comercial, de vela, a vapor... hay barcos para todos los gustos, y de muchos de ellos tenemos ejemplos en el archivo de Phottic. No es para menos, en las pequeñas poblaciones de costa, la actividad principal era la pesca. Ya fuesen pequeños pescadores o grandes flotas, siempre se necesitaba una embarcación que diese soporte a una actividad de la que muchas familias se abastecían. Vamos a ver cómo eran los barcos no hace tanto tiempo.

Velero de pesca

Esta foto fue tomada en el puerto de A Coruña, frente al muelle de Linares Rivas, y retrata a una de las decenas de barcos pesqueros a vela que salían con numerosas tripulaciones. Esta foto está datada en el año 1910, aproximadamente, y refleja un tipo de embarcación muy poco frecuente en la actualidad, especialmente en el sector pesquero. Con amplias velas, dos mástiles principales y varios submástiles, formaba un engranaje perfecto para surcar los mares en pesca de altura.

Barco a vapor

En el siglo XX, Vigo acogía a uno de los astilleros más importantes de toda España. Factorías Vulcano recibía decenas de barcos que necesitaban reparación cada año, y uno de ellos fue este vapor, el Cádiz. Se estima que esta foto fue tomada en la década de los 40, y este es un ejemplo perfecto de cómo eran los barcos de la época. Por entonces, sería la última gran época dorada de los barcos pesqueros de vapor y vela.

Grandes flotas

Por supuesto, en Galicia a principios de siglo se estaban formando las primeras grandes flotas pesqueras. Una de ellas era la de Massó Hermanos, con base en el puerto de Vigo y que podéis ver en esta imagen. Allí estaban atracados diferentes barcos pertenecientes a una de las empresas conserveras más importantes de Europa durante la mitad del siglo XX. Un auténtico gigante que se podía permitir tener este tipo de flotas a su disposición.

Barcos de pasajeros

Claro está que tampoco nos íbamos a olvidar de estos. Los barcos de pasajeros transportaban todos los días a los vecinos que necesitasen una solución de transporte para moverse entre localidades cercanas. Este en concreto era el Cambeses, el barco que hacía la línea entre Vilagarcía de Arousa y Rianxo. Como podéis ver, gente a bordo no faltaba.

Embarcaciones de recreo

Más familiar y fácil de ver en la actualidad. La embarcación de recreo con remos era ideal para que las familias pasasen un momento de ocio en un entorno idílico. Una construcción simple, de madera, pero habilitada para que varias personas pudiesen subir en ella. Esta foto en concreto es de los años 20, y fue tomada en las inmediaciones del balneario de Mondariz.

Al fondo, el trasatlántico

Esta foto es de los 60 y aquí ya podíamos ver por la ría de Vigo algún trasatlántico que se dejaba caer. Como veis, estas embarcaciones nada tienen que envidiar en tamaño a las que podemos ver atracadas en el puerto vigués a día de hoy. Con cabida para miles de pasajeros, eran obras de la ingeniería muy avanzadas a su tiempo que dejaban fascinado a todo el que las veía.

Embarcación particular

Para salir a pescar pequeños grupos de personas. Estas pequeñas embarcaciones se empleaban en la pesca de bajura, para el día a día. Con una estructura básica, el barco no permitía más despliegue. Esta se pudo encontrar varada en el municipio de Ares en los años 60.