Inicio / Blog / Phottic / Historias de emigración
Compartir:

Historias de emigración

Las familias que optaban por Europa

Eran varios los destinos a los que miles de personas huyeron a lo largo del siglo. Esta familia de Ponteareas recayó en Francia como lugar donde construir una nueva vida. La falta de recursos en Galicia era acuciante y, en especial las familias con hijos a su cargo, elegían la vía de la emigración para poder darles un futuro. En concreto, esta foto fue tomada en Ballon d'Alsace, una montaña situada en la frontera entre Francia y Suiza.

Emigración en soledad

Antonio tenía una familia. Una mujer y tres hijos convivían con él en el municipio de As Pontes. No podía prosperar en su tierra y se lanzó a la emigración en solitario. Él sí acabó en América, la isla de Cuba acabó por convertirse en su hogar y desde allí mandaba fotos como esta a su mujer. Acabó por convertirse en un referente en el país caribeño, donde hizo un buen patrimonio y fue impulsor de la construcción de escuelas.

La comunidad lisboeta

Portugal es otro país con el que Galicia comparte grandes lazos. No solo por compartir frontera y por ser parte del mismo territorio siglos atrás. Los vínculos culturales y lingüísticos supusieron una ventaja para que cientos de gallegos buscasen acomodo en territorio luso. Esta es una foto de varios gallegos emigrados en Lisboa en el año 1911, donde consiguieron hacerse un nombre reconocido por la sociedad del momento.

Argentina, refugio de muchos

Quizá estemos hablando del país de América Latina más vinculado con Galicia. Argentina fue refugio de muchos emigrados a lo largo de las décadas. Buena parte de esta emigración se daba de manera progresiva. Los emigrados normalmente se establecían y, una vez asentados en el lugar de destino, comenzaban a traer consigo a sus familiares. En este caso, una pareja acude al puerto a buscar a la madre de uno de ellos, llegada en barco a Buenos Aires.

Asociaciones lejos del hogar

Otro ejemplo de la piña que se podía llegar a formar en la emigración. En este caso vecinos del municipio de Ponteareas emigrados en Buenos Aires formaron la asociación O Despertar do Tea. Hacían fiestas, reuniones, que en ciertos casos servían de ocasión para organizar una colecta de fondos que destinar a las escuelas de Ponteareas.