Inicio / Blog / Phottic / Del triciclo al seiscientos
Compartir:

Del triciclo al seiscientos

La pequeña ambulancia

Sorprende compararlas con las que podemos ver recorriendo nuestras calles hoy en día, pero sí: ¡esto es una ambulancia! De tamaño muy reducido, servía para transportar a las embarazadas coruñesas a los paritorios en casos de extrema urgencia.

El coche llegaba a Cuba

Había pasado poco tiempo desde que Cuba se había liberado del dominio español, pero muchos gallegos emigrados a la isla caribeña habían conseguido instalarse allí en busca de una vida mejor. Dos de ellos eran los hermanos Nicolás y Pepe, que con este descapotable se transportaban por las calles de La Habana.

El coche americano llega a Galicia

Con el constante trasvase de personas entre Galicia y América, también llegaban los productos recién importados del otro lado del charco. Este es uno de los primeros coches americanos de segunda mano que llegaron al municipio de Carballo. Pertenecía a la familia De Soto y, este en concreto, fue utilizado como taxi para dar servicio a los vecinos del lugar.

El taxi de Evaristo

El coche continuaba evolucionando hacia un modelo con más adorno, más sofisticado y con una estética señorial. Con el elegante color negro, el servicio de taxi se antojaba ideal para estos coches. Evaristo se ganó la vida como taxista en Carballo y, según cuentan los vecinos del lugar que aún le pueden recordar, si alguien no cabía en el interior del taxi, podía ir montado en el portabultos instalado en el techo del vehículo.

El huevito

Un coche para cada necesidad. No todas las demandas de vehículos estaban destinadas a familias, y para ello se creaban coches de tamaños más reducidos, en los que poder transportarse ocupando el mínimo espacio. Este es el mini coche Isseta o Huevito de Francisco, vecino de Carballo, que supuso una revolución en el pueblo.

A la boda, en taxi

No había tiempo ni recursos para grandes lujos. Lo que hoy conocemos como taxis, por entonces se conocían como "coches do punto". Como los coches eran un recurso que solo unos pocos privilegiados se podían permitir, las familias más humildes solicitaban este servicio para un día tan especial como el de su casamiento.

Triciclo utilitario

No sabemos exactamente cómo definir a este vehículo. Parte delantera de moto, pero trasera de coche, con un pequeño remolque en la zona posterior. Lo que está claro es que estaba habilitado para que en su interior cupiesen dos personas, lo que siempre fue un utilitario. Muy llamativo y muy difícil de encontrar a día de hoy.

El seiscientos, el coche de los 60

La década de los 60 tuvo un coche por bandera. El seiscientos fue santo y seña durante el tardofranquismo, fue el primer coche que alcanzó gran popularidad en España por su precio, que lo hacía más asequible que otros vehículos. Por supuesto, no podía faltar en nuestro repaso a los coches de Phottic.

PSA, un antes y un después

La popularidad total del coche en Galicia llegó con la implantación en Vigo de la fábrica PSA. Lo que era considerado un artículo de lujo se comenzó a ver como algo de lo más normal, y buena culpa tiene la llegada de la planta francesa a la ciudad olívica. Este fue el primer Peugeot 504 que se construyó en la famosa fábrica de Balaídos.