Inicio / Blog / Phottic / ¿Cómo trabajaban antes los médicos?
Compartir:

¿Cómo trabajaban antes los médicos?

 
En la actualidad, la mayoría de la población en diferentes países vive en las grandes ciudades. Cuando estamos enfermos acudimos al hospital más cercano, ya sea en coche o en ambulancia. Allí nos atienden médicos y auxiliares para que nos den un diagnóstico lo más rápido posible y nos receten el tratamiento que deberemos seguir. Ahora el sistema médico es mucho más rápido y eficaz con la aparición de nuevos medicamentos y la presencia de especialistas en cualquier rama de la medicina. Pero nuestros abuelos, cuando eran jóvenes, no lo tuvieron todo tan sencillo. 

Una semana más, retrocedamos en el tiempo y veamos todo el trabajo que tenían que hacer los médicos para atender lo mejor posible a todos sus pacientes.

Médicos en el mundo rural

Los pueblos, al contrario que hoy en día, estaban habitados por miles de personas y solo había un médico al que todos iban a consultarle sus dolencias. La mayoría de ellos se encargaban de atender a más de una localidad e incluso había zonas en las que solo pasaban una vez por semana, ya que tenían que recorrer grandes distancias para ir a las casas de sus pacientes. Por este motivo, solían ir a caballo para llegar lo antes posible y no cansarse demasiado durante el trayecto.

Consultas propias

Los hospitales eran escasos y solo se encontraban en las ciudades. Los médicos en los pueblos trabajaban en su propia casa encerrados en sus despachos. Allí preparaban sus remedios y recibían las visitas de algunos de sus pacientes. Eran tiempos muy difíciles para su profesión, por lo que disponían de muy pocos recursos para curar a todas las personas que venían a visitarlos. Incluso recurrían a brebajes, ungüentos y potingues que improvisaban al no llegar los medicamentos adecuados para tratar las enfermedades de sus pacientes.

El personal médico era escaso

En aquella época no había tantos médicos licenciados como ahora. Muy pocos llegaban a especializarse y al final acaban sabiendo un poco de todo para evitar que sus pacientes tuvieran que recorrer largas distancias para llegar a un hospital. En esta fotografía podemos ver a dos médicos que atendían un psiquiátrico ellos solos. Imaginad lo duro que sería ser las únicas personas especializadas en una patología y tener que atender a cientos de personas al día.

Figuras respetadas y queridas por sus pacientes

Los médicos en los pueblos acabaron ganándose la admiración y el cariño de sus habitantes. Era una figura importante en la vida de muchas personas, ya que lo veían como alguien cercano a ellos o como parte de su familia. Sus pacientes acudían a él para pedirle consejo sobre cualquier asunto y su opinión era muy valiosa para ellos. De hecho, en esta plataforma hemos comparado el aprecio que sentían muchos por estos médicos con las fotografías que han subido nuestros usuarios. En la foto de arriba, a la izquierda, podemos ver a Delfin Garcia Guerra, médico y hombre muy querido por el pueblo en el que estuvo ejerciendo su profesión. Hasta hemos visto comentarios de personas que lo conocieron y desean ver una calle o una plaza del pueblo con su nombre. Y esperemos que lo consigan, ya que estos médicos merecen ser reconocidos por la labor que desempeñaron en una época llena de penurias y dificultades para el sector sanitario.