Inicio / Blog / Fotografía antigua / Faro de Vigo, historia del decano de la prensa española en fotos
Compartir:

Faro de Vigo, historia del decano de la prensa española en fotos

En 1853 tres abogados vigueses daban forma a un proyecto que tenía como objetivo ser el eco de la sociedad, informar de las causas que afectaban a su ciudad y ser un motor para el impulso de una ciudad que por entonces contaba con poco más de 6.000 habitantes. Nacía de esta manera el periódico Faro de Vigo, el que a día de hoy es considerado el decano de la prensa española.

Para poner en marcha las rotativas, estos tres vigueses se asociaron con el impresor Ángel de Lema. Juntos comenzaron a escribir las páginas más doradas en la historia de la ciudad olívica y, con el paso de las décadas, consiguieron que Vigo y su Faro fuesen de la mano para no separarse jamás.

Los primeros acontecimientos

Faro de Vigo comenzó como un diario publicado tan solo dos días a la semana. Pero la actualidad demandaba una periodicidad mayor, los sucesos de la ciudad no se podían cubrir en dos únicas tiradas semanales y la frecuencia de publicación se aumentó a tres días.

Eran tiempos de cambio en Vigo, la ciudad comenzaba a abrirse a las influencias extranjeras y referentes históricos transitaban sus calles. Fue el caso del escritor francés Jules Verne, que llegó a la costa viguesa en 1878 a bordo de su yate Saint Michel III, una ciudad que ya había incluido en su ya mítico libro “20.000 leguas de viaje submarino”.

La ciudad también se modernizaba en lo que tenía que ver con infraestructuras. De esta manera, Vigo conoció a principios del siglo XX el tranvía, y Faro de Vigo dedicó buena parte de sus páginas a cubrir este acontecimiento especial. Las nuevas vías, los trayectos, el furor que existía entre los pasajeros el día de su inauguración… todo quedó en la retina de Faro.

Los cambios políticos

Faro de Vigo vivió junto con la ciudad y el país los múltiples cambios políticos. Desde su fundación, el diario fue eco de las dos Repúblicas españolas, la dictadura franquista y la llegada de la democracia.

Con una línea política siempre cercana a lo liberal moderado y que apoyaba a la monarquía isabelina en su fundación, Faro fue portavoz de los cambios sociales que sufrió España.

Colaboradores históricos

Por la tribuna del periódico han pasado colaboradores de todo tipo, dejando sus impresiones sobre la actualidad del momento y aportando su valiosa opinión a las páginas del diario. Entre ellos, ilustres de la literatura gallega como Ramón Otero Pedrayo, Álvaro Cunqueiro, Celso Emilio Ferreiro, Gonzalo Torrente Ballester o Castelao.

El Faro se consideraba una referencia, y los políticos tampoco querían dejar pasar la ocasión de engrosar sus líneas con opiniones políticas diversas. Entre los que dejaron correr la pluma por el diario, se encontraba el fundador del actual PSOE Pablo Iglesias y los dirigentes de este partido Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto.

Conexión con la ciudad

A día de hoy, Faro de Vigo conforma una plantilla con más de 100 empleados, publicando diferentes ediciones para seis zonas del sur de Galicia, donde es el rey indiscutible de la prensa escrita. Con mucho pasado, pero con un presente y un futuro que auguran que el decano de la prensa española seguirá vivo por muchos años más.