Inicio / Blog / Historias Phottic / 5 fotos históricas que realmente fueron manipuladas
Compartir:

5 fotos históricas que realmente fueron manipuladas

Con motivo del Día de los Santos Inocentes, queremos hacer un repaso a aquellas fotos que se colaron en el imaginario colectivo como históricas pero que realmente solo fueron fruto de una manipulación fotográfica. La lista es realmente sorprendente, sus protagonistas son desde mitos de la música hasta políticos de distinto signo.

Stalin no aceptaba enemigos

El dictador soviético Iósif Stalin ordenó ejecutar a su comisario para Asuntos Internos Nikolai Yezhov en 1940. Sin embargo, no era el único procedimiento que Stalin seguía para ajusticiar a aquellos que consideraba que le habían traicionado. También ordenaba borrar todo rastro que pudiese estar presente en cualquier archivo, como en esta foto, en la que ambos aparecen juntos, pero cuya edición fue ordenada.

Lennon y el Che nunca tocaron juntos

La foto en la que aparecían el ex Beatle John Lennon y el líder revolucionario Ernesto ‘Che’ Guevara compartiendo unos acordes de guitarra nunca se produjo en la realidad. La supuesta foto habría sido tomada en Chicago el 11 de agosto de 1966, un año antes de la muerte de Guevara, que en esos momentos se encontraba viajando a Tanzania. Por su parte, Lennon estaba por entonces disfrutando de unos días de relax en Andalucía. La prueba definitiva fue la publicación de la foto original de Lennon con el músico Gabriel Wayne.

Mussolini tenía que ser el único

Benito Mussolini era otro de esos grandes dictadores que no soportaba que otra figura acaparase los focos desviando la atención. En una de las múltiples fotos en las que tenía como objetivo demostrar su poder, un acompañante de Il Duce sujetaba su caballo. Algo que Mussolini ordenó corregir, el resultado fue esta edición donde solo aparece él.

El Beso escondía una historia detrás

Esta es la famosa foto El Beso, de Robert Doisneau, un encargo de la revista Life que pretendía mostrar una imagen de París como una ciudad viva y dinámica, que en los años 50 ya diese por superadas las secuelas de la Segunda Guerra Mundial. La foto fue interpretada con el paso de los años como una muestra de amor de una pareja feliz, que había superado el conflicto bélico. Muchos parisinos afirmaron ser la pareja a la que Doisneau había retratado en El Beso. Sin embargo, el fotógrafo desmintió todas las informaciones, reconociendo que vio a dos chicos en un bar y les pidió que posasen para el objetivo.

Algunas maniobras no son perfectas

Un medio de comunicación iraní publicó la foto de un lanzamiento de misiles en el desierto completamente exitoso, donde todos los proyectiles seguían la dirección prevista. No se trataba más que de una edición, ya que Associated Press publicó al día siguiente la foto auténtica, en la que sí se mostraba como uno de los misiles, en primer plano, había fallado.