Inicio / Blog / Proyectos Phottic / Historia del surf, el arte de surcar las olas
Compartir:

Historia del surf, el arte de surcar las olas

Con motivo de la llegada a Phottic de nuestra colección "Historia del Surf", con material cedido por el Océano Surf Museo de Valdoviño, en nuestro blog queremos hacer un repaso de la historia del surf en Galicia a través del extenso archivo documental del que disponemos en nuestra plataforma desde esta misma semana.
A pesar de no tener una gran tradición surfera, Galicia presenta unas características idóneas para la práctica de este deporte. Con un mar bravo que permite disfrutar de unas buenas olas y con unas temperaturas moderadas en comparación con playas de otras zonas, el crecimiento del surf en Galicia era solo cuestión de tiempo.

Los orígenes

El surf no empezó a ganar sus primeros adeptos en Galicia hasta los años 70, cuando pequeños grupos de amigos comenzaban a montar las primeras tablas y a conocer lo especial de un deporte centenario. Se juntaban en la playa de Santa Cristina, en el municipio coruñés de Oleiros, al que se puede considerar la cuna del surf gallego. Entre los pioneros se encontraba gente como Miguel Camarero o Carlos Bremón, autor de esta foto.

Las primeras tablas

En los 70, el fabricante Rufino fue el debutante en la fabricación de tablas de surf en Galicia, una aventura arriesgada en el momento, pero que con el paso de los años mereció la pena. Con su amigo Tito, se embarcaron en la elaboración de tablas para la cómoda práctica del surf, aunque las primeras apenas se mantenían a flote. Fue un año más tarde, en 1972, cuando se crearía Rufo’s Surfboards, con un resultado viable y exitoso hasta su cierre una década más tarde.

Pantín, donde se hizo mayor

Desde finales de la década de los 80, la playa de Pantín en el municipio de Valdoviño es el escenario de la mayor concentración surfera de Galicia, la Pantín Classic. Surfistas de todo el mundo se acercaron a las aguas del norte de Galicia convirtiendo a este arenal en una referencia en el panorama surfero internacional.

Se acercan las estrellas

Por la arena de Pantín desfilaron figuras destacadas como Mark Occhilupo, quien llegaría a ser segunda tabla mundial solo por detrás del mítico Kelly Slater. En un momento complicado para él en lo deportivo, Pantín supuso un punto de inflexión para él, que le llevaría a lo más alto del escalafón mundial.

Olas de vértigo

El mar abierto de Pantín propiciaba unas espectaculares olas, que se convertían en una auténtica delicia para los profesionales del surf. En un deporte tan dependiente de la climatología y el estado del mar, el que cogiese las mejores olas con éxito tenía muchas más posibilidades de llevarse el gato al agua. Estas olas suponían también una gozada para los amantes de la fotografía, ya que daban lugar a escenas de postal.

Un público insólito

Más allá de sus días grandes, Pantín es una pequeña parroquia del municipio de Valdoviño. El grueso de sus habitantes está conformado por gente de edad avanzada que, aunque en sus inicios observaba el evento como algo totalmente extraño, acabó formando parte de un extraordinario choque cultural entre un público mayoritariamente joven y unos vecinos algo más mayores, totalmente integrados en el paisaje del lugar.

Como os decíamos al inicio, ya tenéis disponible la colección "Historia del Surf" en Phottic, con esta y muchas más fotos. Aquí os la dejamos, deseando que la disfrutéis tanto como nosotros viéndolas y haciendo esta recopilación.