Inicio / Blog / Fotografía antigua / ¡Va de fotografía la cosa!
Compartir:

¡Va de fotografía la cosa!

Primeros juegos de colores

 
En Phottic, casi todas nuestras fotografías son en blanco y negro, pero esto no significa que la fotografía a color no existiera desde hace muchos años, lo que pasa es que era muy caro imprimirlas con tonalidades, por eso lo que más prevalece son los tonos grisáceos. 
 
La primera fotografía con color fue tomada en 1861 por el físico escocés James Clerk Maxwell. Presentó su proyecto de fotografía en color en Londres, con la intención de demostrar que cualquier color podía obtenerse mezclando luces de los tres colores primarios (rojo, amarillo y azul) en diferentes proporciones. 
¡Todo un genio!

Primeras apariciones humanas

 
En los inicios de la fotografía era muy complicado plasmar un momento exacto porque se necesitaban unas 8-10 horas de exposición, tiempo que tardó la primera fotografía de la historia en hacerse, año 1826.

Es por eso que de aquellas no se obtaba por hacer retratos fotográficos, si no que se prefería la pintura. ¡Nadie era capaz de aguantar tantas horas quieto para sacarse una foto!
  
Se dice que la primera fotografía en la que sale un ser humano fue tomada en 1838. La imagen se titula Boulevard du Temple y en ella sale un hombre en la esquina inferior izquierda que se está limpiando las botas. 

Lo curioso del tema es que la calle era muy transitada y en ese mismo instante por esa avenida circulaban varias personas y carruajes, sin embargo la gente pasaba demasiado rápido como para poder aparecer en la imagen, exceptuando a nuestro misterioso personaje que se quedó quieto el tiempo suficiente como para impresionar la fotografía. Calculamos unos 10 minutos de exposición... ¡muy sucias debían estar esas botas! 

Primeras cámaras modernas

 
Otorgaremos el honor de la primera cámara al primer fotógrafo que fue Joseph-Nicéphore Niépce en 1826, utilizando una cámara hecha de madera en París.

Se trata de una cámara oscura cerrada, con una abertura en uno de los extremos para que pueda entrar la luz, y una superficie plana de formación de la imagen o de visualización para capturar la luz en el otro extremo.
 
No fue hasta la invención de la fotografía «moderna» que se pudieron preservar las imágenes tomadas por esas cámaras, mientras tanto se tenían que dibujar manualmente las fotografías para conservar la imagen capturada por ellas.

Primera cámara Mamut

 
Se le llama cámara Mamut a la cámara más grande de la historia.
Se construyo en los Estados Unidos en el año 1900, y su peso era de 634 kilos, más de 4 metros de largo y 15 operadores para manejarla.

Su coste fue muy elevado para aquella época, pero quién la encargó no escatimaba en gastos, ya que se trataba de un encargo hecho por una compañía de trenes, Chicago & Alton Railway para tomar una fotografía del nuevo tren estrella de la compañía.

La cámara solo podía tomar una única fotografía del tren porque el fabricante no pudo construir más que una sola placa (de 2,5 por 1,2 metros). Solo había una oportunidad para que después de tanto trabajo la fotografía valiese para algo. 

Y así, la foto fue tomada, impresa en 3 copias inmensas y exhibidas con gran éxito en la Exposición Universal de París de 1900. En la cual, los jueces pensaron que la fotografía era falsa, ya que no concebían la inmensidad de la cámara, hasta que comprobaron su existencia.

Primer record en cámaras antiguas

 
 
Terminamos este post lleno de historias fotográficas con la persona con más cámaras antiguas del mundo. Se trata de un hombre de Bombai con más de 4.425 aparatos, recopilados desde 1977. 

Según palabras del coleccionista; "tendrías que comprar una cámara cada día, y te llevaría 12 años alcanzarme"
¡¡¡A ver quién tiene el dinero y el espacio en casa para hacerse con todo ese material!!