Inicio / Blog / Historias Phottic / El capitalismo contado a través del kétchup
Compartir:

El capitalismo contado a través del kétchup

Os contamos cómo la entrada del kétchup en todas las casas, ese bote de tomate concentrado, contiene dos siglos de historia del capitalismo.
 
La mayor empresa productora y exportadora de tomate triturado, situada en California, emplea la autogestión, maquinizando e informatizando cada proceso hasta llegar a los platos de cada casa del mundo. 

El kétchup, sorprendentemente, uno de los productos más accesibles de la era capitalista, ya que se encuentra tanto en restaurantes de moda como en las mesas de los pueblos más pobres de África. 
Todos sabemos que el kétchup es uno de los ingredientes principales de la "comida basura" y lo usamos como complemento en nuestra dieta mediterránea. Pero... ¿sabías que la mayor parte de este concentrado es azúcar?
La salsa de tomate kétchup es uno de los responsables de la obesidad en Estados Unidos, donde se encuentran las grandes marcas como Heinz y Campbell 
 

Un dato muy curioso sobre esta industria del tomate es que tanto Heinz como Campbell preceden a Ford en la producción en cadena. Nos remontamos al siglo XIX, cuando la producción de tomate triturado se dispara y compiten con la gran marca Coca-Cola como símbolo del capitalismo 
 

Producción en cadena, Heinz 1904

Como bien hemos dicho al principio de este post, California es el principal productor mundial de concetrado de tomate, esto hace que este producto se tenga que vender todo el año, siendo modificado genéticamente para crezcan más rápido y se puedan vender en perfecto estado, alterando la naturaleza. 


Con tanta producción, el puré de tomate entró en la historia como el primer alimento transgénico comercializado en Europa.
 
Interesante ¿verdad?. Si quieres leer más historias de este tipo síguenos en las redes y no te pierdas ninguna publicación.